viernes, 18 de noviembre de 2011

40 SEMANAS DEL EMBARAZO


PRIMERA SEMANA

El desrrolo humano comienza con la fecundación, pero antes de la unión el ovocito y el espermatozoide suceden diversos fenómenos importantes. Por ejemplo: La gametogenia.Los ovocitos son producidos por el ovario (ovogenia) y expulsados durante la ovulación. Las fimbrias de la pared uterina barren al ovocito hacia la ampolla, donde puede ser fertilizado. Los espermatozoides se generan en los testículos (espermatogenia) y se almacena en el epidídimo. La eyaculación del semen durante el coito deposita millones de espermatozoides en la vagina alrededor del orificio del cuello uterino. Varios ciento de ellos pasan a través del útero y se introducen en las trompas uterinas. Muchos rodean al ovocito secuindario si existe. Cuando un ovocito entra en contacto con un espermatoziode completa su segunda división meiótica. Como consecuencia de ello, se formara un ovocito maduro y un segundo cuerpo polar. El núcleo del ovocito maduro constituye el pronúcleo femenino.
Una vez que el espermatozoide ha penetrado en el ovocito, su cabeza se separa de la cola y aumenta de tamaño para dar lugar al pronúcleo masculino. La fecundacion finaliza cuando cuando ambos pronúcleos se han unido y los cromosomas maternos y paternos se han mezclado durante la metafase de la primera división mitótica del cigoto. Al desplazarse por la trompa uterina hacia el útero, el cigoto sufre segmentacion y origina celulas de menor tamaño, los blastómeros. Unos tres días después de la fecundacion, una masa de 12 o mas blastómeros (La morula) penetra en el útero.
En seguida se froma una cavidad en la mórula, conviertiendola en en un blastocsito formado por:   
     Ø        El embrioblasto, que da lugar al embrión y algunos tejidos extraembrionarios.
     Ø La cavidad del blastocito, un espacio lleno de líquido.
     Ø         El trofoblasto, una delgada capa de celulas externas.
El trofoblasto engloba al embrioblasto y la cavidad del blastocisto y se forma posteriormente estructuras extraembrionarias y la parte embrionaria de la placenta. Entre cuatro y cinco días después de la fecundación se desprende la zona pelúcida y el trofoblasto cercano al embrioblasto se fija al epitelio endometrial. El trofoblasto adyacente al polo embrionario se diferencia en dos capas.
Al finalizar la primera semana, el blastocisto está implantado de modo superficial en el endometrio.


SEGUNDA SEMANA

La rápida proliferación y diferenciación del trofoblasto son características destacadas de las egunda semana. Dichos procesos tienen lugar a medida que el blastocisto completa su implantación en el endometrio. Los diversos cambios endometriales procedentes de la adaptación de estos tejidos para la implantación se conocen como reacción decidual. Simualtaneamente se forma el saco vitelino primario y se desarrolla el mesodermo estraembrionario. El celoma embrionario se origina a partir de espacios que aparecen en dicho mesodermo.
El celoma extraembrionario se convierte posteriormente en cavidad cariónica. El saco vitelino primario se hace mas pequeño y desaparece gradualmente al tiempo que se desarrolla el saco vitelino secundario. Mientras ocurren los siguientes cambios:
*La cavidad amniótica aparece como un espacio entre el citotroblasto y el embrioblasto.


   *El embrioblasto se se diferencia en un disco embrionario bilaminar, formado por el epiblasto, relacionado con la cavidad amniótica, y un hipoblasto, adyacente a la cavidad del blastocisto.

  *La lámina precordal se desarrolla como un engrosamiento localizado del hipoblasto, que indica la región craneal futura del embrión y el futuro lugar de la boca; esta placa es asimismo, un importante organizador de la región de la cabeza.

TERCERA SEMANA


En el embrión se producen ca,mbios importantes a medida que el disco embrionario se convierte en un disco embrionario trilaminar durante la gastrulación. Estos cambios comienzan con la aparición de la línea primitiva.

LINEA PRIMITIVA


La línea promitiva aparece a principios de la tercera semana como un engrosamiento del epiblasto en el extremo caudal del disco embrionario. La línea primitiva procede de la migración de células epiblásticas hacia el plano medio del disco. La invaginación de las células epiblásticas de la línea da lugar a las células mesenquimatosas que migran ventralmente, lateralmente y cranealmente entre el epiblasto y el hipoblsto. Cuando la línea primitiva comienza a producir células mesenquimatosas. El epíblasto se conoce como ectodermo embrionario. Algunas células del epiblasto desplazan al hipoblasto y forman el endodermo embrionario.
Las celulas mesenquimatosas producidas por la línea primitiva se organizan enseguida en una tercera capa germinativa el mesodermo embrionario. Las células del mesodermo migran hacia los márgenes del disco embrionario. Donde se unen el mesodermo extraembrionario que recubre el anmios y el saco vitelino. Al finalizar la tercera semana existe mesodermo entre el ectodermo y el endodermo en todas las partes excepto en la membrana bucofaríngea, en el plano medio ocupado por la notocorda y en la membrana cloacal.
FORMACIÓN DE LA  NOTOCORDA
   A comienzos de la tercera semana, las células mesenquimatosas del nódulo primitivo de la línea primitiva forman la prolongacióm notocordal, qu existe en sentido craneal desde el nódulo primitivo entre el ectodermo embrionario. La fosita primitiva del nódulo primitivo se extiende hacia la prolongacióm notocordal y origina un canal notocordal. Cuando se ha desarrollado por completo, la prolongación notocordal primitivo hacia la lámina precordal. Aparecen aperturas en el suelo del canal notocordal que pronto se unen y dejan una placa notocordal. Esta placa se invagina para originar la notocorda, el eje primordial del embrión alrededor del cual se forma el esqueleto axial.

FORMACIÓN DEL TUBO NEURAL


La placa neural aparece como un engrosamiento del ectodermo embrionario craneal al nódulo primitivo. El notocrdio en desrrollo induce la formación de la placa neural, en la que aparece un surco neural flanqueado por pliegues neurales. La fusión de los pliegues forma el tubo neural, el primordial del sistema nervioso central. La nurulación es el proceso de la formación de la placa neural y su invaginación para dar lugar al tubo neural.



FORMACIÓN DE LA CRESTA NEURAL


A medida que los pliegues neurales se fusionan para formar el tubo neural, las células neuroectodérmicas migran en sentido dorsolateral para originar una cresta neural entre el ectodermo superficial y el tubo neural. La cresta neural se divide pronto en dos masas que dan lugar a dos ganglios sensoriales de los nervios craneales y raquídeos. Otra células de la cresta neural migran desde el tubo neural y forman diversas estructuras, como la retina.







FORMACIÓN DE SOMITAS


El mesodermo situado a los lados del notocardio se engruesa para formar columnas longitudinales de mesodermo paraxial. La división de dichas columnas en pares de somitas comienza cranealmente a finales de la tercera semana. Los somitas son agregados compactos de células mesenquimatosas a partir de los cuales migran para dar lugar a las vértebras, costillas y musculatura axial. Durante la tercera semana, el número de somitas presente es indicador de la edad del embrión.



FORMACIÓN DEL CELOMA INTRAEMBRIONARIO


El celoma (cavidad) dentro del embrión surge como espacios aislados en el mesodermo lateral y mesodermo cardiógeno. Posteriormente, las vesículas celómicas coalecen para formar una única cavidad en forma de herradura que finalmente dará lugar a las cavidades corporales, como la cavidad pariotenal.

FORMACIÓN DE LOS VASOS SANGUÍNEOS Y SANGRE


Los vasos sangíneos aparecen por primera vez en la pared del saco vitelino, alantoides y corion, y poco después se desarrolan dentro del embrión. Aparecen espacios dentro de los agregados del mesenquima conocidos como islotes sanguíneos. Los espacios se revisten pronto de endotelio derivado de las céluas mesenquimatosas. Estos tubos primordiales se extienden y unen a otros vasos para contituir un aparato cardiovascular primitivo. Hacia la final de la tercera semana, el corzón está representado por pares de tubos cardíacos endocardíacos que se unen a vasos sanguíneos en el embrión y en las membranas extraembrionarisa (saco vitelino, cordon umbilical y saco coriónico). Al finalizar esta semana, los tubos cardíacos se han fusionado para formar un corazón tubular que se une a vasos en el embrión, saco vitelino, corion y tallo de conexión y forma un aparato cardiovascular primitivo. Las células sanguíneas primitivas o hemanglioblastos se derivan principalmente de las células edoteliales de los vasos sanguíneos de las paredes del saco vitelino y las alantoides. Los eritrocitos fetales y del adulto se desarrollan probablemente a partir de diversos precursores hematopoyéticos.


CUARTA SEMANA

Durante la cuarta semana  se producen cambios importantes dela forma del cuerpo, al inicio el embrión es casi recto y cuenta con 4 a 12 somitas que producen elevaciones notables de la superficie. El tubo neural se forma entre somitas opuestos, pero está ampliamente abierto en s neuroporos rostral (anterior) y caudal (Posterior). Alrededor del día 24 son visibles los aros faríngeos. El primero (Arco mandibular) y el segundo (hioideo) son obvios. La parte principal del primer arco da lugar a la mandíbula y una extensión rostral del arco, la prominencia maxilar, contribuye a formar el maxilar superior. El embrión esta ahora ligeramente curvado debido al plegamiento de la cabeza y de la cola. El corazón produce una gran prominencia ventral y bombea sangre.
Hacia el día 26 se pueden visualizar tres pares de arcos faríngeos y el neuroporo rostral se cierra. El prosencénfalo origina una elevación notable de la cabeza y el plegamiento del embrión de confiere una curvatura en forma de C. A parece una proyección caudal curvada (estructura de la cola). Aproximadamente los días 26 ó 27 se pueden reconocer las yemas de las extremidades inferiores en forma de pequeñas tumefacciones de las paredes ventrolaterales del cuerpo. También se puede observar las fóveas óticas, primordiales de los oídos internos. Los engrosamientos ectodérmicos que indican los futuros cristalinos de los ojos denominados placodas de los cristalinos son visibles a ambos lados de la cabeza. El cuarto par de arcos faríngeos y las yemas de las extremidades inferiores se pueden visualizar a finales de la cuarta semana. Hacia el final de esta semana, una proyección caudal alargada tipo cola constituye una característica distintiva. Se han establecido los rudimentos de muchos de los sistemas de los órganos, especialmente el aparato cardiovascular. Al concluir esta semana el neuroporo se suele cerrar.

QUINTA SEMANA

Los cambios de la forma del cuerpo son mínimos en el transcurso de la quinta semana en comparación con los ocurren a lo largo de la cuarta, pero el crecimiento de la cabeza supera al de las otras regiones. El crecimiento de la cabeza se debe al rápido desarrollo del encéfalo y las prominencias faciales. La cara entra pronto en contacto con la prominencia cardiaca. El segundo arco faríngeo de crecimiento rápido sobrepasa a los arcos tercero y cuarto, formando una depresión ectodérmica lateral en cada lado, el seno cervical. Las yemas de las extremidades superiores tienen forma d paleta y la de los inferiores son semejantes a aletas. Los rebordes mesonéfricos, órganos provisionales en los humanos.

SEXTA SEMANA

Las extremidades superiores comienzan a mostrar una diferenciación regional en los codos y se desarrollan lacas de las manos de gran tamaño. Primordiales de los dedos, denominados rayos digitales. Comienzan a desarrollarse en distintas placas, indicando la formación de los dedos. Se ha publicado que los embriones en su sexta semana muestran movimientos espontáneos, como la torsión del tronco y las extremidades. El desarrollo de las extremidades inferiores se produce algo más tarde que el de las superiores. Aparecen varias tumefacciones pequeñas (montículos auriculares) alrededor del surco o hendidura faríngea entre los dos primeros arcos faríngeos. Este surco se convierte en el meato acústico externo (conducto auditivo externo) y los montículos auriculares situados a su alrededor se fusionan y forman la aurícula, la parte en forma de concha del oído externo. El ojo es ahora evidente. Principalmente debido a la formación del pigmento de la retina. El tamaño relativo de la cabeza es mucho mayor que el del tronco y se inclina sobre la prominencia cardiaca. Esta posición de la cabeza es consecuencia del acodamiento de la región cervical (cuello). El tronco y el cuello han empezado a enderezarse. Se ha referido que los embriones muestran respuestas reflejas al acto durante la sexta semana.
                        
SÉPTIMA SEMANA

Las extremidades sufren modificaciones considerables en el transcurso de la séptima semana. Aparecen surcos entre los rayos digitales de las placas de las manos que indican claramente los dedos futuros. La comunicación entre el intestino primitivo y el saco vitelino se reduce en esta etapa a un conducto relativamente delgado, el tallo vitelino. El intestino se introduce en el celoma extraembrionario en la parte proximal del cordón umbilical. Esta herniación umbilical constituye un fenómeno normal en el embrión y se debe al reducido tamaño de la cavidad abdominal en esta fase para acomodar el intestino en crecimiento rápido. A finales de la séptima semana se ha iniciado la osificación de los huesos de las extremidades superiores.

OCTAVA SEMANA

Al comenzar esta semana final del periodo embrionario, los dedos de la mano se encuentran separados, aunque notablemente membranosos. Se pueden observar claramente surcos entre los rayos digitales de los pies en forma de abanico. La proyección caudal tipo cola todavía está presente. Pero es gruesa y corta. El plexo vascular del cuero cabelludo ha aparecido y forma una banda característica alrededor de la cabeza. Hacia el final de esta semana son visibles todas las regiones de las extremidades, los dedos se han alargado y están completamente separados. En esta fase se producen por primera vez movimientos intencionados de las extremidades. La osificación comienza en las extremidades inferiores a lo largo de la octava semana y se reconoce primero el fémur. A finales de esta semana desaparece todo el vestigio de la  cola.




NUEVE A DOCE SEMANAS


A comienzos de la novena semana, la cabeza contribuye de la mitad de la longitud vértex-coxis del feto. Posteriormente, el crecimiento de la longitud corporal se aceera rápidamente y hacia el final de la semana doce la LVC a mas del doble. Aunque el crecimiento de la cabeza se reduce considerablemente hacia esa semana, aun es desproporcionadamente grande en comparación con el resto del cuerpo. En la novena semana la cara es ancha, los ojos estan muy separados, la implantacion de las orejas es baja y los párpados están fusionados. Al finalizar las doce semanas, en el esqueleto aparecen centros primarios de osificación, especialmente en el cráneo y los huesos largos. Los párpados se mantienen unidos durante todo este periodo. Al inicio de la primera semana, las piernas son cortas y los muslos relativamente pequeños. A finales de la semana 12, las extremidades superiores han alcanzado prácticamente su tamaño final relativo, pero las inferiores aun no se han desarrollado bien y son ligeramente mas cortas de su longitud final relativa.
Los genitales externos de los varones y mujeres tiene  un aspecto similar hasta el final de la novena semana. Su forma fetal madura no se establece hasta la semana doce. Hasta la mitad de la décima semana se observan con claridad espirales intestinales en el extremo proximal del cordón umbilical. Hacia la semana once, el intestino ha regresado al abdomen.
En la novena semana el higado presenta el lugar principal de eritropoyesis (formación de eritrocitos). Hacia el final de la semana doce, esta actividad disminuye en el hígado y comienza en el bazo. La formación de orina se inicia entre la semana novena y la duodécima y se elimina hacia el líquido anmiótico. El feto absorbe parte de este líquido después de ingerirlo. Los productos fetales de desecho pasan a la circulación materna a través de la menbrana placentaria.

TRECE A DIESISÉIS SEMANAS

El creciciento es rápido durante este período. Hacia la semana diesiséis, la cabeza es relativamente pequeña en comparación con la del feto de doce semanas y se han alargado las extremidades inferiores. Los movimientos de las extremidades, que ocurren por primera vez al final del período embrionario, estan coordinados hacia la semana catorce, pero son demasiado ligeros como para ser percibidos por la madre. Estos movimientos son visibles durante los estudios ecográficos.
La osificación del esqueleto fetal es activa durante este período y los huesos son claramente visibles en imágenes ecográficas hacia el inicio de la semana. A las catorce semanas se producen movimientos oculares. Durante esta fase también se detremina el patron del cabello del cuero cabelludo. Hacia la semana diesiséis, los ovarios se diferencian y contienen folículos ováricos primordiales que contienen ovogonias. El sexo de de los denitales externos se puede reconocer hacia la semana 12 ó 14 en la mayoría de los casos. Para la semana 16, los ojos se dirigen hacia adelante en vez de anterolateralmente. Asi mismo, las orejas estan cerca de su posición definitiva a los lados de la cabeza.

SEMANAS DIECISIETE A VEITE

El  crecimiento se realiza durnte esta fase, pero la LVC del feto todavia aumenta en unos 50 mm. Las extremidades alcanzan sus porciones finales relativas y por lo general la madre puede sentir los movimientos fetales. El tiempo medio transcurrido entre la primera vez que la madre percibe tales movimientos y el parto es de 147 días, con una desviación estándarde mas o menos 15 días. La piel esta cubierta ahora de un material grasiento similar al queso, la vermix caseosa o unto sebáceo. Esta formado por una mezcla de secreción lipídica de las glándulas cebáceas fetales y de las células epidérmicas muertas. Esta sustancia protege la delicada piel fetal de rasguños, agrietamientos y endurecimiento como consecuencia de la exposición al líquido anmiótico. A las 20 semanas estan recubiertos en su totalidad por un vello fino denominado lanugo, que ayuda a retener el unto sebáceo en la piel.
Durante este período se forma la grasa parda, lugar de producción de calor, especialmente en el recien nacido. Este tejido adiposo especializado produce calor al óxidar ácidos grasos. La grasa parda se encuentra principalmente en la base del cuello, parte posterior del esternón y la zona perirrenal. Hacia la semana 18 se forma el útero y se inicia la canalización de la vagina. En este monento se han formado numerosos folículos ováricos primordiales que contiene ovogonias. Hacia la semana 20 los testículos han comenzado a descender, pero todavia se encuentran en la pared abdominal posterior, al igual que los ovarios en los fetos femeninos.

SEMANAS VEINTIUNA  A VEINTICINCO

En este período de tiempo se produce un aumento notable de peso. Aunque todavía es un poco delgado; el feto esta mejor proporcionado. La piel suele estar arrugada y más transparente, especialmente durante la primera parte de esta fase. La piel es de color rosa a rojo en muetras en fresco, ya que se puede visulizar la sangre en los capilares. En la semana 21 comienzan los movimientos oculares rápidos y se han descrito respuestas de parpadeo y susto entre las semanas 22 y 23 tras aplicar una fuente sonora vibroacústica en el abdomen de la madre.hacia la semana 24 las células epiteliales secretoras (neumocitos de tipo II) de las paredes interalveolares del pulmón han comenzado a secretar agente tensioactivo. Un lípido con actividad de superficie que mantiene la permeabilidad de los alvéolos pulmonares en desarrollo. Tambien hacia la semana 24 existen uñas en los dedos de las manos. Aunque es posible que un feto de 22 a 25 semanas sobreviva si recibe cuidados intensivos, puede morir en la lactancia temprana ya que su aparato respiratorio es aún inmaduro.

SEMANAS VEINTISÉIS A VEINTINUEVE

Con esta edad, un feto suele sobrevivir si nace de forma prematura y recibe cuidados intensivos por que ahora sus pulmones son capaces de respirar aire. Los pulmones y el sistema vascular pulmonar se han desarrollado lo suficiente para permitir el intercambio gaseoso adecuado.
Asi mismo, el sistema nervioso centra ha madurado hasta una fase en la cual puede dirigir movimientos respiratorios rítmicos y controlar la temperatura corporal. Las pérdidas de neonatales son mayores en los lactantes de peso bajo. (2.500g ó menos) o muy bajo (1.500g ó menos)al nacer.
A las 26 semanas, los parpados están abiertos y el lanugo y el babello de la cabeza estan bien desarrollados. Se pueden observar uñas de los pies y existe una cantidad considerable de grasa subcutánea bajo la piel, que alisa muchas de las arrugas. Durante es fase, la cantidad de grasa blanca aumenta hasta alrededor de un 3,5% del peso corporal.
El bazo fetal ahora es un sitio importante de de hematopoyesis o formación y desarrollo de diversos tipos de células sanguíneas y otros elementos formes. La eritropoyesis del bazo finaliza hacia la semana 28, momento en el cula la médula ósea se ha convertido en el lugar principal de formación de esas células.







SEMANA TREINTA A TREINTA Y CUATRO

Hacia las 30 semanas se puede provocar el reflejo pupilar a la luz. Generalmente, al concluir este período la piel tiene una coloración rosada y es lisa, y las extremidades superiores e inferiores tienen un aspecto rechoncho. En esta fase, la cantidad de grasa blanca es de, aproximadamente, un 8% de peso corporal. Los fetos de 32 o más semanas suelen sobrevivir si nacen de forma prematura. Durante este período, cuando nace un feto de peso normal es (prematuro para la fecha) en contraposición a (prematuro por el peso).





SEMANA TREITA Y CINCO A TREINTA Y OCHO

Los fetos de 35 semanas agarran fuertemente con la mano y muestran una orientación espontánea frente a la luz. A  medida que se acerca el término del embarazo, el sistema nervioso es suficientemente maduro para realizar algunas funciones integradoras. A lo largo de este período final la mayoria de los fetos son rollizos. Hacia la semana 36, las circunferencias de la cabeza y del abdomen son casi idénticas. Después de este momento, la circunferencia abdominal puede ser mayor que la de la cabeza. Por lo general, la medición del pie fetal es mayor que la longitud femoral a las 37 semanas y representa un parámetro alternativo para confirmar la edad del feto. Al acercarse el momento del nacimiento se produce una ralentización del crecimiento.
La mayoría de los fetos a término suele alcanzar una LCV de 360 mm y un peso de unos 3.400g. La catidad de grasa blanca se sitúa alrededor del 16% del peso corporal. El feto añade unos 14g de grasa al día durante estas últimas semanas de gestación. Generalmente, los fetos varones son más largos y pesan más en el nacimiento que los femeninos. El torax es prominente y con frecuencia las mamas sobresalen ligeramente en ambos sexos. Los testículos se encuentran habitualmente en el escroto en los varones a término, pero no suelen haber descendido en los lactantes prematuros. A pesar que la cabeza es más pequeña en relación con la del resto del cuerpo del niño al término que en etapas iniciales de la vida fetal, todavía contituye una de las regiones mayores del feto. Este aspecto es importante con relación a su paso a través del canal del parto.


SEMANA TREINTA Y NUEVE

El bebé traga líquido amniótico y empieza a acumularlo como material de desecho, que se denomina meconio. El meconio es una sustancia negra pegajosa que será su primer movimiento de intestinos después del nacimiento. En definitiva, su primera caca.
El cordón umbilical, que hasta el momento ha trasportado los nutrientes desde la placenta al bebé, mide, en esta semana 39  unos 50 centímetros de largo y 1,3 centímetros de ancho.




SEMANA CUARENTA



Por fin el parto la culminación del embarazo humano, es considerado el inicio de la vida de un nuevo individuo. Se considera que una mujer inicia el parto con la aparición de contracciones uterinas regulares, que aumentan en intensidad y frecuencia, acompañadas de cambios fisiológicas en el cuello uterino.

Los bebés que nacen en la semana 40 pesan, en promedio, unas 7 libras y 4 onzas (3.300 gramos) y miden aproximadamente 20 pulgadas (51 centímetros). No espere que el bebé se vea como un muñeco perfecto. Los recién nacidos, por lo general, tienen la cabeza deformada temporalmente, por haber tenido que pasar por el canal de parto, y suelen estar cubiertos por vérnix y sangre. La piel del bebé puede aparecer decolorada, con partes secas o con erupciones. Todas estas variaciones son normales.
A causa de la presencia de sus hormonas en el sistema del bebé, sus genitales (el escroto en el varón y los labios vaginales en la mujer) pueden ser grandes. Es posible que el bebé, tanto el varón como la mujer, segregue leche de sus pezones. Esto desaparece en unos pocos días y es completamente normal.



























No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada